Maestro Residente

Kelsang Pamting, es discipulo de Gueshe kelsang Gyatso desde 1999. Fue nombrado Maestro residente del Centro Budista Kadampa Tara en el 2011.

Sigue su formación en el Programa de Formación de Maestros en Inglaterra que se organiza cada año en el KMC Manjushri y en el STTP (Programa especial de estudios para maestros), programa a distancia de tres años, dirigido por Kadam Neil Elliot.

Kelsang Pamting es un monje budista que se caracteriza por su sabiduría y claridad. Ofrece las enseñanzas de una forma cercana y práctica, y da un claro ejemplo de cómo ponerlas en práctica en la vida diaria.

Kelsang Pamting: “Tenemos un potencial de paz y felicidad en nuestro interior”

Hay gente que nunca es feliz a pesar de tenerlo todo, ¿qué podemos decirle a esas personas?

Para ser feliz no es suficiente con los logros externos. Aunque podamos tener un buen trabajo, familia, dinero, amigos, pareja y buenas condiciones materiales en general todo esto solo puede hacernos felices si tenemos una mente apacible y feliz. Si por ejemplo estamos enfadados, deprimidos o estresados aunque tengamos buenas condiciones externas no podremos disfrutarlas y ser felices. Es necesario, por lo tanto, aprender a generar y mantener estados apacibles y felices en nuestra mente y eliminar los estados mentales negativos que nos hacen sufrir. La práctica de la meditación forma parte de este aprendizaje y nos puede ayudar a ello

¿En qué consiste el secreto de la meditación?

Con la meditación aprendemos a generar y mantener estados mentales positivos que nos proporcionan paz y felicidad y que actúan de antídotos contra el enfado, la frustración, el estrés, la depresión o el deseo incontrolado. Si luego integramos en nuestra vida diaria lo que hemos aprendido en la meditación podremos ser felices en todo momento, aunque tengamos que enfrentarnos a situaciones difíciles y dolorosas.

Desde vuestra filosofía de vida, cuando salís de esos lugares de meditación y veís lo que sucede en la sociedad, ¿qué pensáis?

Intentamos ayudar.

Hay muchos tipos de ayuda y todos son valiosos. En realidad la mayoría de los problemas de la sociedad surgen de mentes descontroladas por la codicia, el odio, la intransigencia o el egoísmo. Una ayuda muy buena es proporcionar la oportunidad a todas las personas de que aprendan a controlar su mente teniéndola siempre feliz y libre de estos estados mentales negativos.

¿Podemos amar evitando los celos, la posesividad, el querer tener al otro para nosotros?

Sí. En general en las personas suele haber una mezcla de amor y de apego o deseo incontrolado en sus relaciones. El amor es el deseo altruista de que alguien sea feliz sin esperar nada a cambio y este deseo nos proporciona paz y felicidad y hace armoniosas nuestras relaciones. El apego o deseo incontrolado es el deseo de que alguien nos de la felicidad, no funciona porque nadie puede hacernos felices si nosotros no sabemos poner nuestra mente feliz, y origina los celos y la posesividad. Podemos usar la meditación y otras técnicas para aprender a ir aumentando nuestro amor y reduciendo nuestro apego de manera gradual hasta el eliminarlo por completo en nuestras relaciones humanas.